CEIP PADRE MANJÓN, UN CENTRO CON EXPERIENCIA EN PROYECTOS

El equipo de Educación Infantil del CEIP Padre Manjón de Montijo (Badajoz) nos ha explicado en la siguiente entrevista su experiencia con el trabajo por proyectos y con Santillana Proyectos.

EL INICIO DEL CAMBIO

En este centro llevan trabajando por proyectos desde el curso 2012-2013 movidos por la inquietud de lograr una mejora educativa. En este curso escolar aún continúan haciéndolo con los proyectos «Los dinosaurios» y «El circo».

―Nos planteamos en su momento renovar nuestra metodología para mejorar la motivación tanto en nuestro alumnado como en nosotros mismos: hacer que cada día sea diferente, no saber qué es lo que va a pasar hoy, contar siempre con el elemento sorpresa y comprobar que nuestros niños y niñas acuden al centro con alegría y entusiasmo, que son capaces y felices…, ese fue el objetivo primordial que nos impulsó a entrar en esta bonita etapa en la que aún hoy seguimos trabajando.

Tras una adecuada formación e investigación sobre esta metodología, se decidieron a aplicar el primer proyecto.

―Nuestro primer proyecto fue «La vaca», en el curso 2012-13. La idea surgió a raíz del carnaval de ese año. El centro estaba trabajando la temática de animales domésticos y por sorteo nos tocó la vaca, a partir de ahí surgió en varios cursos la necesidad de saber más sobre este animal.

LOS PROYECTOS EN LA ESCUELA

¿Qué ventajas tiene desde vuestro punto de vista trabajar por proyectos?

―Los proyectos que hemos desarrollado, al ser abiertos y flexibles, nos han permitido:

  • Trabajar de forma individualizada con cada alumno, adaptándonos a su nivel de maduración y desarrollo.
  • Agrupar actividades trabajando un mismo contenido a nivel de ciclo, implicando a las familias y al entorno en todo el proceso de enseñanza y aprendizaje.
  • Atender al desarrollo físico, afectivo, social e intelectual de las niñas y niños favoreciendo el desarrollo de competencias, capacidades y habilidades claves para la realización de posteriores aprendizajes.

¿Cómo valoran los alumnos y alumnas este tipo de trabajo en el aula?

―Hemos observado que están más motivados, más participativos, que se sienten los verdaderos protagonistas de su aprendizaje; aportan ideas, experiencias, vivencias… Y, además, las familias también se sienten más implicadas en el proceso de enseñanza aprendizaje.

¿Y qué hay de los docentes? ¿Cuál es su valoración de la experiencia?

―Para nosotros es todo un reto al que consideramos que todo profesional de la enseñanza se debería enfrentar, ya que implica una nueva forma de hacer y de entender la educación acorde con las exigencias de la sociedad actual: tecnología, redes sociales, mayor presencia de la sociedad en la escuela, mayor implicación de la familia en el proceso, maestros más comprometidos con la calidad de la enseñanza, etc.

¿Qué dificultades os han surgido con el trabajo por proyectos y cómo las habéis superado?

―Nos hemos enfrentado a dificultades propias de la puesta en práctica de un gran proyecto de ciclo: cambiar y modificar grupos, implicar a todo el entorno sociocultural del centro infantil…

En definitiva, nos convertimos en mediadores, investigadores, revisamos continuamente el proyecto, ambientamos el centro para que el proyecto cobre más sentido… No es fácil, pero con ilusión, esfuerzo y ganas se consigue. Y nos produce una enorme satisfacción la calidad del trabajo en equipo realizado.

LA IMPORTANCIA DE LA AMBIENTACIÓN DE LOS ESPACIOS Y EL PROTAGONISMO DEL ALUMNADO

De la experiencia aportada por el equipo de Educación Infantil del CEIP Padre Manjón, destacamos la relevancia que cobran para los proyectos la ambientación y las actividades en las que los alumnos son los protagonistas, participan y experimentan.

En las imágenes que nos han facilitado podemos comprobar el gran trabajo de ambientación que han realizado, decorando no solo las aulas, sino también los espacios comunes e incluso la entrada de la escuela. Este trabajo es importantísimo pues contribuye a la contextualización de los proyectos y logra que los niños y niñas se sientan inmersos en el mundo que van a descubrir. Además, la cercanía de los proyectos con la vida real, al mostrar su utilidad y funcionalidad, ayuda también a los alumnos y alumnas a estar más implicados y motivados.

   

Por otro lado, introducir actividades experimentales y participativas supone una gran ventaja para el aprendizaje significativo de las alumnas y alumnos. Son experiencias que se recordarán como vivencias y no como actividades de aprendizaje, por lo que les será más fácil retenerlas a largo plazo.

Como síntesis, nos gustaría agradecer profundamente a todo el equipo de Educación Infantil del CEIP Padre Manjón su implicación, gran trabajo y colaboración al compartir con nosotros su experiencia. Podéis seguir más aventuras de ellos con los proyectos en su blog http://einfantilpadremanjon.blogspot.com.es/

¿Os animáis a compartir también vuestra experiencia con nosotros?



----------

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *