Propuesta para llevar a la práctica – Celebramos el Día Mundial de la Alimentación

El 16 de octubre de 2019 es el Día Mundial de la Alimentación y no queríamos perdernos esa oportunidad para trabajar estos contenidos curriculares mediante los proyectos de Santillana.

En este artículo os ofrecemos diferentes propuestas para aplicarlas directamente en vuestras aulas, que sirven para vincular este día con diferentes proyectos de Santillana.

El proyecto “A merendar

Este es el proyecto que más vinculación puede tener con el Día Mundial de la Alimentación, sobre todo si hablamos de alimentación saludable. En este proyecto se trabaja específicamente la alimentación y la alimentación saludable, y la celebración de este día puede ser una buena excusa para iniciar el proyecto. Así, podemos traer al aula un póster con consejos de alimentación saludable, leer una noticia sobre el Día Mundial de la Alimentación y su finalidad o, incluso, enseñar información de internet sobre cómo se celebra.

 

(Llegan todos los alumnos y alumnas al aula, aparece la maestra y enciende el ordenador).

Maestra: ¿Habéis visto estos últimos días que en las noticias se habla mucho de la alimentación?

(Algunos alumnos y alumnas responden y también hay quienes se miran con extrañeza).

Maestra: Pues es que resulta que hoy es el Día Mundial de la Alimentación, es decir, hoy en todo el mundo se recuerda por qué es importante la alimentación y, sobre todo, la alimentación saludable. ¿Vosotras y vosotros sabéis algo de esto?

(Se inicia un pequeño debate que le sirve a la maestra para recopilar información sobre los intereses del alumnado y sus conocimientos previos).

Maestra: Mirad, yo he encontrado esta información.

¿Qué os parece si sacáis lo que habéis traído para desayunar y miramos cómo podríamos hacerlo más saludable?”

¡Ya tenemos el inicio del proyecto!

Esta misma situación se puede aprovechar para otros proyectos, pero cambiando el foco de atención, por ejemplo:

  • Visitamos la granja (nivel de Iniciación). Se pone el centro de atención en qué alimentos nos proporcionan las granjas o incluso se puede visitar una granja y hacer un análisis de los alimentos que podemos obtener de ella (a modo de diario científico, dibujando los alimentos, apuntando su nombre y qué gusto tenían cuando los hemos probado). Después, derivamos el proyecto al tema de los animales de la granja.
  • Somos jardineros y jardineras (nivel I). La misma conversación que se ha ejemplificado con el proyecto “A merendar” puede servir con la propuesta de crear un jardín de plantas aromáticas y/o comestibles y, por tanto, necesitamos hacer el proyecto para saber cómo realizarlo.
  • ¿Qué tiempo hace?(nivel I). Podemos iniciar este proyecto si orientamos el Día Mundial de la Alimentación a celebrarlo con diferentes alimentos, es decir, previamente informamos de la celebración y pedimos que cada persona traiga algún alimento de temporada. Así, analizamos qué otros alimentos están disponibles en las demás temporadas y empezamos el proyecto interesados por saber cómo afecta el tiempo a los alimentos que comemos.
  • Me siento bien (nivel II). Si enfocamos este día hacia contenidos relacionados con la alimentación saludable, también podemos vincularlo con este proyecto.
  • Un planeta verde (nivel III). De manera similar a como se ha hecho en el proyecto “Nos gusta la jardinería”, podemos trabajar en este proyecto mediante preguntas algo más complejas, adaptadas a la edad del alumnado de ciclo medio.
  • Protegemos la naturaleza (nivel III). ¿Cómo podríamos alimentarnos si no cuidamos el medioambiente?, ¿qué necesita la naturaleza para procurarnos alimentos?… Estas son algunas de las preguntas que se pueden realizar este día.
  • De carne y hueso (nivel III). ¿Por qué necesitamos alimentarnos? Con este proyecto se puede analizar la función de la alimentación en nuestro cuerpo.

Finalmente, este día podemos realizar diferentes actividades que nos sirvan para vincular la realidad con los proyectos. La actividad más sencilla y que puede dar más juego para los proyectos es la que ya hemos mencionado: hacer una celebración del Día Mundial de la Alimentación.

La fiesta de celebración del Día Mundial de la Alimentación

“Queridas familias:

Con motivo del Día Mundial de la Alimentación, el próximo 16 de octubre vamos a realizar una pequeña celebración en el patio de nuestra escuela.

Se trata de una actividad para fomentar la reflexión sobre la alimentación, tanto nuestra alimentación como la de otras culturas y regiones. Por esta razón nos juntaremos todas las clases en el patio a las 16:00 h para realizar algunos juegos y experimentar con los alimentos que os vamos a pedir que traigáis.

Os animamos a participar trayendo a la escuela algún alimento que sea de esta temporada, bien de nuestra región, o bien de otro lugar con el que os sintáis identificados, y nos expliquéis cómo lo cocináis, si lo usáis para elaborar algún plato tradicional, si se come en alguna fiesta, etc. (…)”.

A partir de la celebración de este día es fácil que las niñas y los niños se interesen por los tipos de alimentos, las diferentes regiones donde se producen, el clima, las distintas elaboraciones de los alimentos, las celebraciones culturales asociadas a la comida, etc. Estos contenidos nos ayudarán a realizar la contextualización de los proyectos de Santillana que ya os hemos presentado.

¿Os animáis a celebrar este día?

Ideas para organizar los proyectos Santillana del nuevo curso

Empezamos un nuevo curso, con nuevos contenidos para nuestro alumnado, nuevas experiencias, nuevas aventuras y también nuevos proyectos Santillana.

Aunque, como ya hemos comentado en varias ocasiones, los proyectos Santillana ya tienen organizadas las tareas a realizar, es necesario planificarlos para integrarlos bien en nuestro centro y aula.

En el inicio de curso son muchas las cosas en las que tenemos que pensar, así que por eso vamos a ayudaros a organizar todo lo relativo a los proyectos Santillana. Recordad que tenéis a vuestra disposición los materiales docentes, que podéis consultar en cualquier momento.

El horario

¿Cuándo haremos el proyecto? Es muy posible que ya hayáis decidido cuándo y en qué horario realizaréis los proyectos que tenéis previstos para este curso. Los proyectos Santillana desarrollan la parte del currículo que corresponde a cada temática del proyecto, enfocados desde el ámbito de las ciencias naturales o sociales, por lo que no son una actividad complementaria al quehacer habitual: son una metodología para trabajar los contenidos curriculares. Por este motivo, lo más recomendable es usar el horario de las áreas asociadas para realizar las tareas de los proyectos.

La duración

Por otro lado, está la decisión del momento del curso en el que realizar el proyecto. Desde su diseño, los proyectos Santillana están pensados para realizarse, en su mayoría, en 6 semanas con una dedicación de 3 horas semanales, pero esta duración es relativa, puesto que en cada centro la aplicación que se hace de las tareas y las actividades siempre es diferente (hay algunos alumnos y alumnas a los que les puede interesar más un tema que otro, si hay alumnado que se interesa más por un tema puede que surja la realización de una tarea complementaria a las del cuaderno…, esto puede condicionar la duración total del proyecto).

Además, podéis decidir si realizar el proyecto durante las 6 semanas, durante una o dos semanas intensivas o alargarlo durante todo el trimestre. Una vez decidido esto os será más fácil escoger el momento del curso para llevarlo a cabo. Os recomendamos que tengáis en cuenta:

  • Si es necesario trabajar contenidos previos a la realización del proyecto, es decir, no es lo mismo cuando los contenidos se abordan por primera vez que si ya se han visto aspectos relacionados con la temática.
  • Si podemos hacer coincidir el proyecto con algún evento, por ejemplo, utilizar el proyecto ¡A merendar! para celebrar la fiesta de final de curso, o desarrollar el proyecto Somos jardineros y jardineras en primavera, cuando se puede observar la floración.

La implicación de las familias y la comunidad

Los proyectos son una buena excusa para favorecer e intensificar la relación con la comunidad, ya que en ellos podemos encontrar diferentes momentos para intervenir en el entorno, desde aplicar el producto final del proyecto para la comunidad (por ejemplo, cuando hay que hacer alguna exposición, feria, campaña de concienciación, etc.) hasta buscar información en el entorno (preguntar a algún experto, ir a la biblioteca municipal, visitar un museo, etc.).

En todas estas tareas podemos solicitar también la participación de las familias: colaborando en organizar algún evento, participando en él, ayudando a sus hijos e hijas a recopilar cierta información sobre la temática del proyecto… Además, es conveniente explicar a las familias la metodología de trabajo y las temáticas de los proyectos a realizar para complementar el trabajo de aula con las experiencias fuera de la escuela. En el artículo «Explicar el trabajo por proyectos en la reunión con las familias» podéis recoger ideas sobre cómo afrontar esta reunión inicial.

Los materiales

En la Guía Docente de cada proyecto tenéis la descripción de cada una de las tareas a realizar, así como propuestas para ampliarlas con las ventanas de aprendizaje. A partir de la programación de cada tarea y actividad se puede prever si es necesario aportar algún material en concreto. Pero además hay que tener en cuenta que, si realizamos alguna actividad complementaria a las del cuaderno, habrá también que anticipar los recursos necesarios (humanos, materiales, tiempo, etc.).

La evaluación

Finalmente, para la evaluación también podemos complementar la propuesta de cada proyecto. En la Guía Docente tenéis a vuestra disposición las rúbricas para la evaluación y en el Manual de formación docente, toda la información necesaria para aplicar una evaluación formativa. Por tanto, la evaluación ya está preparada, pero aun así podéis decidir aplicar el diario de clase o el porfolio de cada alumno o alumna como herramienta de seguimiento.

Con todo esto podéis preparar unos proyectos muy completos, interesantes y, sobre todo, que promuevan el aprendizaje significativo de vuestros alumnos y alumnas.

¡Os deseamos mucha suerte para este nuevo curso y esperamos que nos contéis vuestra experiencia con los proyectos Santillana!

Diferentes maneras de usar Santillana Proyectos

Durante todo este curso os hemos proporcionado diferentes propuestas para usar Santillana Proyectos en vuestras aulas, pero, como ya sabéis, su aplicación debe ser personalizada y adaptada a las características de vuestros alumnos y alumnas, centro, entorno, etc. Por tanto, las maneras de aplicar Santillana Proyectos son múltiples. A continuación, os presentamos algunas de estas propuestas.

Antes de nada, es muy importante hacer una selección de los proyectos que mejor se ajustan a nuestro centro y alumnado.

Para ello, no solo hay que examinar qué proyectos tratan los contenidos que acostumbramos a trabajar en cada nivel, sino que también debemos prestar atención a qué proyectos se acercan más a la realidad de nuestro centro. Por ejemplo, con respecto al proyecto «Navegando por el río» , podéis consultar el artículo «El proyecto Navegando por el río paso a paso» para conocer más sobre él y comprobar que le sacará mucho más partido un centro ubicado en una localidad por la que discurra un río que otro que no lo esté. El punto de partida del proyecto puede ser un paseo por la ribera del río como complemento al punto de partida del cuaderno de proyectos.

Por esta razón, una de las propuestas que podéis llevar a cabo es:

 Aprovechar Santillana Proyectos para descubrir nuestro entorno más cercano

Muchos de los contenidos de Santillana Proyectos están relacionados con el entorno físico, natural y social. Esto nos puede servir de excusa para usar el entorno como punto de partida y programar salidas o excursiones y así conocer lugares interesantes que se encuentran en nuestras proximidades.

Algunos de vosotros compartisteis experiencias relacionadas con esta cuestión:

Por otro lado, en los proyectos siempre desarrollamos procedimientos y aptitudes cercanas al método científico, por lo que también puede ser un buen recurso:

 Usar Santillana Proyectos para iniciarse en procesos científicos de investigación

Podemos usar las propuestas de las tareas de investigación del cuaderno del alumno/a, donde encontramos procesos de búsqueda, análisis y/o contraste de la información, para desarrollar un aprendizaje competencial y significativo o también introducir nuestros propios experimentos o tareas en las que nuestro alumnado aprenda por descubrimiento.

Otro posible criterio para seleccionar el proyecto del próximo curso puede ser guiarnos por los experimentos realizados en el centro y que sabemos que han funcionado.

Por ejemplo, podéis consultar:

Además, el trabajo por proyectos también es una buena oportunidad para ir introduciendo maneras de trabajar más competenciales:

 Completar Santillana Proyectos con otras metodologías

En el trabajo por proyectos se recomienda que su desarrollo sea mediante el aprendizaje cooperativo, pero si todavía no estamos aplicando esta metodología en las aulas y justo nos acabamos de iniciar con los proyectos, es recomendable ir poco a poco y planificar la introducción de actividades en grupo y las estructuras cooperativas. Ahora bien, si os habéis propuesto introducir el aprendizaje cooperativo, esta es una buena oportunidad.

Para ayudaros podéis consultar:

Y también es una buena oportunidad para introducir la evaluación formativa y probar con instrumentos de evaluación nuevos. Por ejemplo, los proyectos son ideales para usar el porfolio:

Siempre tenéis la posibilidad de seguir la propuesta de secuenciación disponible en el dosier de cada uno de los proyectos, en los que también encontraréis toda la información para preparar y aplicar cada una de las actividades del cuaderno del alumno/a.

Con este post llegamos al final de una temporada más.

¡Os deseamos unas estupendas y merecidas vacaciones!