Actividades complementarias para tratar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora relacionadas con los proyectos «¿Dónde vives tú?» y «¿Qué quieres ser cuando seas mayor?»

El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora para, entre otras cosas, reivindicar la igualdad de oportunidades, pero ¿sabe nuestro alumnado por qué se celebra este día?, ¿tenemos todas las personas las mismas oportunidades?, ¿siguen existiendo diferencias laborales?, ¿vivimos en una sociedad justa? Estas preguntas deben hacernos reflexionar sobre la importancia de educar en la igualdad.

Desde Santillana creemos necesario educar en la igualdad de oportunidades desde la infancia porque «la educación no cambiará el mundo, pero sí a las personas que pueden cambiar la sociedad».

En este artículo queremos ofreceros actividades para trabajar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora que al mismo tiempo sirvan como complemento para los proyectos del Nivel iniciación, «¿Dónde vives tú?», y de Nivel I, «¿Qué quieres ser de mayor?».

¿Por qué se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora?

Para empezar a trabajar, podemos reflexionar sobre por qué motivo se celebra este día en clase de la siguiente manera:

  • Plantear la pregunta y explorar sus conocimientos previos: lanzaremos la pregunta a nuestro alumnado e investigaremos qué saben realmente sobre las diferencias por razón de género en nuestro entorno y sociedad.
  • Realizar una pequeña investigación: proponemos a nuestro alumnado recopilar información sobre el significado de este día. Les podemos facilitar la labor elaborando una ficha para que con ayuda de la familia la rellenen en casa.
  • Poner en común y concluir: organizamos una mesa redonda en la que el alumnado muestre los resultados de su investigación; después, extraemos unas primeras conclusiones. Además, individualmente, cada alumno y alumna puede expresar su opinión sobre todos los temas que se han debatido.

Una vez iniciada la temática, podemos realizar las demás propuestas:

1. ¿Dónde vives tú?

Este proyecto nos sirve como introducción a la metodología de trabajo por proyectos y, aunque lo hayamos realizado a inicio de curso, podemos recuperar su contenido para ampliar las reflexiones bien por el Día Internacional de la Mujer Trabajadora bien por el proyecto «¿Qué quieres ser de mayor?».

Una de las tareas del proyecto «¿Dónde vives tú?» consiste en ver cómo se reparten las labores domésticas y explicar por qué es necesario colaborar en ellas. Para realizar una investigación más exhaustiva sobre esta temática, podemos iniciar un diario personal o de grupo en el que nuestro alumnado vaya anotando qué tareas observan que se realizan día a día en casa y quién se encarga.

Posiblemente nos encontraremos con familias en las que la mayoría de las tareas recaen sobre la mujer y otras en las que las tareas se reparten. A partir de ahí generaremos un debate para que tomen conciencia de la importancia de hacer un reparto equitativo en las tareas de casa y cómo pueden colaborar en ellas.

2. ¿Qué quieres ser de mayor?

En este proyecto abordamos los diferentes oficios, lo que nos ofrece la oportunidad de trabajar con el alumnado los estereotipos de género asociados a la elección de estudios y profesión. Tradicionalmente, la sociedad ha dirigido a los niños a dedicarse a profesiones como policía, bombero, astronauta o futbolista y a las niñas a oficios como enfermera, maestra, diseñadora o veterinaria.

Es importante que desde pequeños no asocien las profesiones con el género para que sean libres de elegir a lo que se quieren dedicar o lo que les gusta: mujeres astronautas, hombres enfermeros…

Mientras realizamos este proyecto o al finalizarlo podemos complementarlo con:

  • Hacer un listado de las profesiones que más les gustan, o incluso dibujarlas, y buscar ejemplos de personas de ambos sexos que se dediquen a ello.
  • Exponer y defender delante de los demás compañeros y compañeras la profesión que les gusta y explicar por qué serían un buen profesional en ese ámbito. Por supuesto, aquí habrá que vigilar que no se usan argumentos de género tipo: «Como soy un niño soy bueno en…» o «Como soy una niña lo que se me da bien es…». Al finalizar las presentaciones podemos dejar claro que usar el género para valorar si una persona es capaz, apta, válida, etc., es erróneo.
  • Pedir tanto a niñas como a niños que realicen el mismo trabajo, por ejemplo, recoger una serie de objetos y ordenarlos. Previamente les decimos que recibirán una recompensa tras su realización (tiene que ser algo cuantificable). Una vez hecho el trabajo les otorgaremos una recompensa mayor a los chicos que a las chicas y esperamos su reacción. Seguidamente les preguntamos si les parece justo o no, y por qué.
  • Investigar sobre mujeres que han conseguido grandes hazañas, descubrimientos o han sido líderes en algún campo. Mujeres como Marie Curie, Elena Maseras, Eva Perón, Virginia Woolf, J. K. Rowling, Malala Yousafzai, Frida Kahlo, Amelia Earhart, Gertrude B. Elion…

Según la profesión elegida por cada alumno o alumna o grupo, les proponemos que investiguen un personaje concreto. Cada uno rellenará desde casa una ficha con el nombre, fecha y lugar de nacimiento, hecho o hechos importantes realizados, a qué se dedica o dedicaba, etc., y una reflexión final sobre si creen que ha podido o pudo tener mayores dificultades por el hecho de ser mujer.

Realizaremos un mural, por equipos, en el que colocarán los datos de la persona que les ha tocado (acompañado de una imagen de ella) a modo de exposición. Estos serán presentados en clase para que todos los conozcan.

A medida que vamos trabajando cada una de las tareas del proyecto, podemos introducir actividades como estas que nos ayuden a pensar si el hecho de ser mujer u hombre tiene que marcar nuestro oficio, nuestras condiciones laborales, etc.

Con estas propuestas queremos ofreceros actividades que puedan ayudaros a complementar vuestro proyecto, al mismo tiempo que trabajamos aspectos tan importantes como la coeducación y la igualdad al hilo de la celebración del 8 de marzo.

¡Puedes compartir en nuestro blog la experiencia que realizaste en tu centro!

Para ampliar la información que os hemos proporcionado en este post, podéis consultar la nueva colección de libros de Santillana Mujeres Protagonistas, que se presentó el 5 de marzo.

mujeresprotagonistas.santillana.com

 

Aprendemos a ser emprendedores y emprendedoras con el proyecto «Creamos una empresa solidaria»

En este artículo os proponemos algunas ideas que os pueden servir para complementar el proyecto «Creamos una empresa solidaria» y trabajar contenidos para ser emprendedores con una mayor implicación en nuestro entorno (barrio, pueblo o ciudad).

Este proyecto es para nivel III, lo cual quiere decir que está diseñado para los niveles de 5.º y 6.º de Primaria, pero previamente podéis trabajar contenidos relacionados con el espíritu emprendedor con los proyectos «Compramos y vendemos» de nivel II y «¿Qué quieres ser de mayor?» de nivel I. En todos los casos se trabajan contenidos relacionados con el espíritu emprendedor, los cuales no consisten únicamente en conocer cómo funciona el mercado y el trabajo, sino también en conocer los procesos de trabajo, de generación de ideas, las actitudes ante el trabajo, la colaboración, etc.

 

¿Por qué trabajar un proyecto para ser emprendedores en Primaria?

  • Implicación con el entorno

Las alumnas y los alumnos aprenden a conocer y relacionarse con su entorno inmediato, ya que van a tener que diseñar una empresa solidaria que responda a una necesidad real de su pueblo, ciudad o barrio. Este proyecto puede servir de ejemplo para la iniciación en los proyectos de Aprendizaje Servicio.

  • Desarrollo de competencias transversales

Además de los contenidos propiamente curriculares, referidos a la economía, población, presupuesto, publicidad, etc., este proyecto también es óptimo para el desarrollo de la actitud emprendedora. Esta implica:

  • Curiosidad
  • Creatividad
  • Iniciativa
  • Planificación
  • Comunicación
  • Trabajo en equipo
  • Responsabilidad
  • Autoconfianza

¿Y no son estas también características de las competencias a desarrollar en la escuela? El desarrollo de la actitud emprendedora también ayudará al alumnado a la realización de otros proyectos.

  • Aplicación de un método de trabajo útil para el desarrollo de cualquier proyecto

Además de la actitud emprendedora, también será muy útil para el desarrollo de cualquier otro proyecto o trabajo escolar el método utilizado para la creación de la empresa solidaria: análisis, diseño, desarrollo, implementación y evaluación. Es recomendable hacer evidente con las alumnas y los alumnos el seguimiento de estas fases para que tomen conciencia de los pasos a seguir para la realización de un proyecto. Esto les proporcionará más autonomía para los próximos proyectos.

Además, este proyecto forma parte del proceso de aprendizaje y desarrollo de las competencias propias de Primaria, y puede suponer la preparación para llevar a cabo un proyecto mayor y más complejo durante la Educación Secundaria Obligatoria. Por ejemplo, con el proyecto «Creamos una empresa solidaria» se puede realizar todo el diseño e incluso la primera prueba piloto del servicio o producto al que se dedique la empresa y durante la ESO crear el producto o servicio que se ofrece.

Ideas para profundizar en el proyecto

1.Durante el punto de partida del proyecto podemos plantear alguna propuesta real de nuestro entorno, por ejemplo, visitar los espacios para emprendedores de nuestra localidad e investigar si tienen demandas de proyectos que podamos proponer a nuestro alumnado.

2. Una vez iniciamos el análisis de necesidades de nuestro entorno, podemos plantear diferentes opciones:

a) Dividir por secciones nuestra localidad o barrio para que, por grupos, los alumnos y alumnas investiguen, pregunten a los ciudadanos, etc., cuáles son los problemas de esa zona. Para hacerlo podemos usar de referente la ficha de la página 32 para que unos investiguen la biblioteca, otros el centro médico, otros la zona escolar, otros la zona deportiva, etc.

b) Analizar las diferentes organizaciones no gubernamentales que ejercen en nuestra localidad para buscar qué ámbitos o necesidades no están cubiertas.

3. En cuanto empezamos a pensar en nuestra empresa es cuando más podemos realizar dinámicas para ejercitar la creatividad, por ejemplo:

a) Los alumnos y alumnas van presentando las necesidades que han detectado en su localidad y a las que creen que se debería hacer frente.

b) Mientras unos explican, los demás se encargan de representar lo que les sugiere:

– Unos tienen el encargo de representar la idea con una palabra.

– Otros deben representar lo que les sugiere con un icono gráfico, un dibujo.

– Y otros mediante un gesto.

c) Una vez se tienen las ideas de cada necesidad, se trata de ponerlas en común y compartir la representación que nos ha tocado.

d) Esto nos ayudará a mezclar ideas y pensar en el producto o servicio del que se podría encargar nuestra empresa.

4. Para garantizar la coherencia entre la necesidad que pretendemos cubrir, el producto o servicio que vamos a crear, los destinatarios y destinatarias a los que se dirige, los canales por los que se distribuye y el cómo y cuándo se va a usar lo que ofrecemos en la empresa, sería oportuno crear un mural de seguimiento permanente en el aula. Este mural nos ayudará a mantener la visión global de la empresa que vamos creando y a conectar todas sus características, para revisar que todo tiene sentido entre sí.

5. Finalmente podemos presentar nuestra empresa solidaria a los ciudadanos de nuestra localidad en un espacio local con el fin de inspirarles acciones u otras empresas solidarias que pueden llevar a cabo para el bien común.

Este proyecto puede resultar muy enriquecedor para nuestro alumnado, puesto que les ayudará a conectar lo que trabajamos en la escuela con su realidad, verán la utilidad de los aprendizajes y la necesidad de realizar las tareas para poder presentar finalmente su empresa.

¿Nos contáis qué empresas solidarias han resultado del trabajo de vuestros alumnos y alumnas?

Trabajar de forma segura con las herramientas digitales de los proyectos

Las herramientas y recursos digitales que actualmente tenemos a nuestro alcance nos facilitan mucho el trabajo en nuestra aula con Santillana Proyectos. Además, nos ofrecen una serie de posibilidades de búsqueda, de comunicación y de creación de información que resulta extremadamente interesante a la hora de realizar las tareas encomendadas en un proyecto.

Ahora bien, como cualquier otra herramienta que utilizamos a lo largo de nuestra vida, es necesario no solo aprender su funcionamiento, sino también la forma adecuada y segura de utilizarla. Del mismo modo que en el laboratorio y en el taller tenemos una serie de normas de seguridad a la hora de usar los instrumentos y materiales, en el caso de las herramientas y los recursos digitales necesitamos establecer una serie de normas de uso que aseguren una correcta utilización:

  • Las podemos establecer de varias maneras: haciendo un decálogo de uso, un póster, un contrato pactado con el alumnado en el cual se establece la manera correcta de usar cada herramienta, etc.
  • Para reforzar su aprendizaje, podemos recordarlas antes de iniciar una actividad de búsqueda, creación de información o colaboración en equipo. Además, podemos hacer una reflexión al finalizar la actividad para valorar qué uso se ha hecho de las herramientas.
  • Sería aconsejable pactar las normas en todo el centro, es decir, mantener una coherencia entre los diferentes niveles y asignaturas.
  • Podemos debatir en gran grupo los problemas o dificultades que se hayan producido por el incumplimiento de una norma. Aquí es aconsejable aplicar la dinámica «El juez o jueza de paz» que os explicamos en el artículo Propuestas para vincular el proyecto «Vivimos juntos con el Día de la Paz».

A continuación, os proponemos una serie de consejos para trabajar con Santillana Proyectos. Hemos clasificado los consejos según el momento y la finalidad de uso de las TIC durante un proyecto: en el momento de buscar información, en el momento o el espacio de comunicarse o colaborar y durante el momento de crear materiales y recursos.

Así pues, os presentamos 7+1 consejos básicos para utilizar las herramientas y recursos digitales de forma segura:

Durante la búsqueda de información

Estos consejos los podréis aplicar en las actividades de los proyectos que se identifican con este símbolo. 

Aquí van nuestros consejos:

  1. Utilizar, en la medida de lo posible, los recursos y materiales propios de Santillana Proyectos, ya que estos están preparados tanto para los contenidos del proyecto como para la edad de alumnas y alumnos. En la guía docente tenéis la correspondencia entre los recursos materiales y la tarea del proyecto a la que pertenecen. Además, se encuentran en un entorno seguro en el que será fácil cumplir con las normas que acordéis con vuestro alumnado.
  2. Enseñar a nuestros alumnos y alumnas a usar fuentes de información rigurosas y saber identificar informaciones incompletas, irrelevantes o directamente incorrectas. Contrastar las informaciones que se encuentran para poder asegurar su veracidad y rigurosidad. Este contraste de información se puede hacer incluso con los materiales digitales del proyecto o con el propio libro de texto.
  3. Recordar a los alumnos y alumnas que deben citar siempre y de forma adecuada las fuentes que se han utilizado durante la realización de una tarea o actividad del proyecto.

Durante la comunicación y la colaboración con los compañeros y compañeras

Estos consejos son especialmente importantes para aquellas tareas que implican el trabajo en equipo y que en el cuaderno del alumno vienen identificadas con el símbolo. 

Nuestros consejos son:

  1. Enseñar las normas para relacionarse de forma correcta y respetuosa en las comunicaciones con los compañeros y compañeras. No utilizar las herramientas de comunicación y colaboración para acosar o intimidar a nadie. Uno de los mensajes a transmitir es que la comunicación digital debe ser la misma que se mantiene en persona.
  2. Explicar muy claramente que no se puede usar ninguna herramienta de comunicación y colaboración con alguien que no conozcan. Hacer consciente al alumnado de que siempre tienen que asegurarse de que conocen a la persona con la que están hablando, sea compañera, compañero, docente, familiar…
  3. Concienciar a alumnas y alumnos de no compartir informaciones, datos o imágenes en este tipo de espacios ni personales ni de otras personas.

Puesto que estas actividades se realizan en grupo, podemos asignar responsables dentro del grupo para que cada uno se encargue de supervisar el cumplimiento de una norma.

Durante la creación de contenidos y materiales

Durante las tareas encontraréis actividades como esta, que solicita la creación de un material para exponer:

Estos consejos, sobre todo, son útiles para la fase «Finalizamos el proyecto», ya que es el momento de presentar el producto generado y de exponer lo que hemos aprendido. Algunos consejos de seguridad para este momento podrían ser los siguientes:

  1. Enseñar a alumnos y alumnas de dónde pueden extraer imágenes, información, ideas de diseño, plantillas, etc., y qué opciones de derechos de autor existen. Para facilitar esta tarea siempre podemos empezar usando los materiales digitales de Santillana Proyectos y, poco a poco, ir abriendo el abanico de posibilidades, primero de manera más guiada hasta la total autonomía del alumnado.

Finalmente, un consejo que se aplica en los tres apartados que hemos visto anteriormente y que es el siguiente:

7+1. Concienciar a alumnas y alumnos de que, si son testigo de que algún compañero o compañera está haciendo un mal uso de las herramientas de comunicación y colaboración o está siendo incomodado por alguna otra persona, hay que avisar a un adulto, docente o familiar, y explicar la situación para que puedan poner remedio.

Como ya hemos comentado al inicio de este artículo, las herramientas y recursos digitales, como cualquier otro tipo de herramienta, se tienen que aprender a utilizar de forma adecuada. En este aprendizaje, además de la vertiente procedimental y uso específico de cada herramienta determinada, también es importante tener en cuenta la vertiente actitudinal que permitirá al alumnado, en un futuro, hacer un uso responsable y seguro de todos estos tipos de herramientas.

Y, vosotros, ¿qué normas tenéis para vuestra clase? ¿De qué forma las habéis explicado a vuestros alumnos y alumnas (decálogo, mural, póster…)? Explicádnoslo dejando un mensaje en la sección de comentarios.