Guía para llevar a cabo las tareas de investigación en Educación Primaria

En este nuevo artículo seguimos desgranando las fases de Santillana Proyectos. Si anteriormente tratamos la fase inicial en «Etapa inicial de un proyecto: el punto de partida», en esta ocasión nos centraremos en la siguiente: la fase de desarrollo.

Antes de conocer la estructura y los tipos de actividades que podemos proponer en cada momento en la fase de desarrollo de un proyecto, recordemos que esta fase acostumbra a ser la más larga de todas y que su principal finalidad es introducir y trabajar nuevos contenidos con el objetivo de lograr los aprendizajes esperados.

¿Como se estructura esta fase?

Durante la fase de desarrollo, las actividades se distribuyen en varias tareas de investigación. Cada una de ellas se centra en un aspecto concreto del tema que hay que investigar y que ya se presentó en la fase inicial. Estas tareas son relativamente independientes entre ellas y no tienen un orden preestablecido. Por lo tanto, se pueden llevar a cabo en el orden que sea más adecuado a vuestras necesidades.

Al finalizar cada una de estas tareas tendremos un resultado, a menudo en forma de aprendizaje, que nos acercará a la obtención del producto final del proyecto.

¿Qué actividades hay que realizar en cada una de estas tareas? 

  • En primer lugar, propondremos a nuestros alumnos actividades de introducción de contenidos con el fin de que puedan acceder a la información necesaria para realizar las tareas establecidas en la fase inicial (mediante las actividades de anticipación y planificación). Estas actividades de investigación, experimentación, contraste de información, etc., tienen que ayudar a comprender los contenidos que se proponen en la tarea de la fase de desarrollo de Santillana Proyectos.

Recordad que se aconseja que estas actividades sean trabajadas con estructuras cooperativas, como, por ejemplo, «La lectura compartida», «1.2.4» o «Los cuatro sabios». De esta forma, se añade todo el potencial del trabajo cooperativo a la metodología del trabajo por proyectos.

Finalmente, recomendamos también el uso de «organizadores gráficos» de todo tipo para recoger las informaciones investigadas durante las tareas. Los organizadores gráficos son un elemento de ayuda muy destacado que, además, permite desarrollar las capacidades y habilidades relacionadas con el tratamiento de la información.

  • Otro tipo de actividades que hay que tener en cuenta son aquellas destinadas a la regulación y autorregulación del aprendizaje. Además de actividades para trabajar nuevos contenidos, es necesario proponer en esta fase actividades que permitan al alumnado conocer el estado de su progreso. De esta forma, podemos valorar si las actividades cumplen con los objetivos de aprendizaje previstos y realizar algún ajuste en caso de que sea necesario sin tener que esperar a una evaluación al final del proceso.

Para desarrollar este tipo de actividades, será importante elaborar durante la fase inicial una buena planificación de las acciones a realizar mediante algunos tipos de actividades como, por ejemplo, los «Mapas conceptuales» o las «Bases de orientación».

  • Además de las actividades de regulación del aprendizaje, es importante desarrollar actividades de regulación de las estrategias. De forma parecida al caso anterior, estas actividades permitirán al alumnado establecer que las tareas y las estrategias planificadas en la fase inicial se están llevando a cabo y cumplen con el objetivo de conseguir dar respuesta a la situación inicial, y realizar los ajustes que sean necesarios sin tener que esperar al final del proceso.

Finalmente, recordar que aquellos de vosotros que queráis evaluar por medio del porfolio deberéis guardar el resultado de cada una de estas tareas. En Santillana Proyectos se incluye, al final de cada tarea, una breve rúbrica de autorreflexión del alumno sobre el trabajo que ha realizado, bien individualmente o bien con su equipo.

Dejamos aquí, de momento, las fases de los proyectos, pero volveremos próximamente para tratar en profundidad la última de las fases: la fase de síntesis. Hasta entonces, no olvidéis comentarnos vuestras ideas de actividades para la fase de desarrollo: ¿qué os ha funcionado?, ¿qué actividades son las que gustan más a vuestros alumnos y alumnas?, etc. ¡Esperamos leer vuestras aportaciones!Finalmente, recordar que aquellos de vosotros que queráis evaluar por medio del porfolio deberéis guardar el resultado de cada una de estas tareas. En Santillana Proyectos se incluye, al final de cada tarea, una breve rúbrica de autorreflexión del alumno sobre el trabajo que ha realizado, bien individualmente o bien con su equipo.



----------

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *