Cómo trabajar con las ventanas de aprendizaje en Santillana Proyectos

En el dosier del docente de cada proyecto, y asociadas a cada una de las tareas, podemos encontrar las llamadas ventanas de aprendizaje. Pero ¿qué son y cómo podemos trabajar con ellas? A lo largo de este artículo vamos a dar respuesta a estas dos preguntas con la ayuda de algunos ejemplos contextualizados en el proyecto de nivel I «A merendar».

¿Qué son las ventanas de aprendizaje?

Como bien sabéis, Santillana Proyectos pertenece a un conjunto de materiales educativos agrupados bajo la premisa «Escuela de autor». ¿Qué significa eso? Pues que conforman un grupo de materiales abiertos, donde vosotros, los docentes, sois quienes distribuís los diferentes contenidos curriculares en función de las necesidades de vuestros alumnos y alumnas.

Bajo esta idea, Santillana Proyectos pretende dar respuesta a la interconexión entre los contenidos de Ciencias Naturales y Ciencias Sociales, desarrollados en los proyectos, con otras áreas como las de Matemáticas, Lengua o Educación visual y plástica.

Así, por ejemplo, si cogemos la primera tarea de investigación del proyecto «A merendar» (las comidas del día), podemos ver que se nos ofrecen dos ventanas de aprendizaje: una que nos conduce hacia el área de Matemáticas para trabajar el reloj analógico y otra que nos lleva hasta el área de Lengua, donde se nos propone redactar una lista.

¿Cómo trabajar con las ventanas de aprendizaje?

Es tan fácil como seguir las indicaciones que nos proporciona el dosier del docente. En el caso de la ventana hacia las matemáticas, para que los alumnos aprendan las comidas del día se nos muestra que sería interesante complementar esta tarea con el aprendizaje de la lectura y escritura de las horas mediante relojes de agujas.

En caso de no haber trabajado todavía las horas, el proyecto nos proporciona un momento significativo de aprendizaje que podemos aprovechar para realizar conexiones neuronales en el alumnado. En este sentido, para facilitar un aprendizaje significativo de las horas podemos dedicar una parte de la sesión de Ciencias Sociales o bien la próxima sesión de Matemáticas a trabajar las unidades de medida, la función de las manecillas, etc.

Si decidimos aprovechar la ventana de aprendizaje, podemos utilizar los materiales que tengamos de matemáticas: relojes analógicos de madera o de cartón, el libro de texto o los materiales de matemáticas manipulativas proporcionados en Mate+.

Así, por ejemplo, si se está trabajando con el libro de texto Saber hacer de Matemáticas, se pueden utilizar como apoyo las actividades de la unidad 15 (tercer trimestre), bien del libro de primero o de segundo.

En cambio, si estamos trabajando con los materiales de Mate+ como apoyo en Matemáticas, se podrían utilizar las hojas de trabajo 4 y 5 del bloque Medida del libro de primero, o bien las fichas 3, 4 y 5 del libro de segundo.

 

En el caso de que ya se haya trabajado ese aprendizaje, puede resultar adecuado dedicar una parte de la sesión a repasar o consolidar las unidades de medida del tiempo, la función de las manecillas del reloj o bien la lectura de las horas en punto e y media, las horas y cuarto y menos cuarto o el cálculo de intervalos de tiempo (¿cuánto tiempo pasa desde que desayunas hasta que comes al mediodía?…).

Como podéis observar, trabajar con ventanas de aprendizaje sirve para presentar los contenidos de forma mucho más significativa a nuestro alumnado, ya que se realizan cuando realmente son necesarios. En este sentido, no nos debe dar miedo avanzar unidades del libro, dado que cada equipo docente dispone de autonomía pedagógica para organizar los contenidos de la forma que mejor se adecuen al alumnado.

¿Habéis utilizado ya alguna ventana de aprendizaje? Explicadnos vuestras experiencias.

Una gran experiencia en el centro San Bartolomé de Orihuela

A continuación, os contamos la experiencia de un profesor que trabaja con nuestros proyectos:

Mi nombre es Sergio Pina Bernabéu y soy maestro de Primaria en el colegio San Bartolomé, situado en una pedanía de Orihuela (Alicante). Además de ser el tutor de uno de los dos sextos, también soy responsable de las áreas de Ciencias de la Naturaleza y Ciencias Sociales en uno de los dos segundos que tenemos en el centro.

Este curso escolar hemos trabajado con el proyecto «Vivimos juntos» y ha resultado ser una gran experiencia para todos (niños, profesores y familia). En nuestro centro llevamos dos años trabajando con proyectos en las áreas de ciencias y para este curso decidimos probar con los materiales que nos ofrecía la editorial Santillana. Al respecto debo decir que se trata de un material muy bien estructurado y muy fácil de aplicar, sobre todo, si quieres iniciarte en esta gran aventura educativa. No hay nada más gratificante para un docente que ver a sus alumnos motivados.

Comenzamos el proyecto

Comenzamos el proyecto con el evento inicial: una carta dirigida a los alumnos de parte del alcalde en la que nos informaba de una serie de problemas en el barrio (parque descuidado, calles sucias, bolsas de basura fuera de los contenedores, excrementos de perros, comportamientos incívicos…). En ella nos solicitaba ayuda para solucionar estos problemas y conseguir entre todos un lugar más agradable en el que convivir. ¡Menuda sorpresa se llevaron cuando nuestro conserje nos trajo la carta a clase!

Una vez logrados el escenario y la motivación necesaria les anunciamos el reto y les propusimos el producto final: realizar una campaña para concienciar a los vecinos sobre el cuidado de nuestro barrio.

Después, realizamos la evaluación inicial y les mostramos en asamblea qué necesitaban saber y les preguntamos a su vez qué otras cosas les gustaría conocer sobre su localidad. Resultó una actividad muy interesante ya que a la vez que conocíamos sus conocimientos previos también descubrimos sus intereses personales. Todo ello nos permitió saber qué aspectos debíamos reforzar.

Formamos cuatro equipos de cuatro alumnos cada uno basándonos en el trabajo cooperativo e intentamos que comprendieran la necesidad de poner en marcha todas sus capacidades cognitivas, sociales, emocionales y personales para conseguir un objetivo común. Fue una gran experiencia ver como cooperaban y se ayudaban al mismo tiempo que aprendían unos de otros.

   

Las tareas del proyecto

A lo largo del proyecto realizamos las diferentes tareas propuestas tratando de que los niños y niñas aprendieran los contenidos de la manera más significativa posible:

  • Investigaron sobre diferentes aspectos de su localidad. Les pedimos, por ejemplo, que hicieran una lista de aquellos problemas con los que se encontraban en su barrio, parque, calles, colegio, vecinos, y les pedimos que pensaran en posibles soluciones para dichos problemas.
  • Investigaron sobre personajes famosos de su localidad, monumentos y fiestas tradicionales con la colaboración de las familias.
  • Redactamos una carta en respuesta al alcalde ofreciéndole soluciones a los problemas planteados.
  • Cada equipo elaboró unas normas de convivencia destacando aquellos aspectos que consideraron más importantes.
  • Celebramos unas elecciones municipales simuladas. Los alumnos y alumnas introducían su voto en una urna y presentaban un carné ficticio elaborado por ellos con la finalidad de que aprendieran de la manera más real posible cómo se realiza la elección del alcalde o alcaldesa.
  • Visitamos la ciudad de Orihuela y, en colaboración con la Oficina de Turismo, conocimos el museo de la muralla, el ayuntamiento y la casa-museo de Miguel Hernández.
  • Recibimos la visita de la concejala de Educación y los niños le plantearon todo tipo de preguntas sobre el Ayuntamiento y su organización.

 

Finalizamos el proyecto

Finalmente, el alumnado realizó una campaña de concienciación para el cuidado del barrio mediante carteles. Cada uno de los equipos se centró en un aspecto diferente diversificando así los temas y fueran ellos los protagonistas de su campaña. Una vez finalizado lo presentaron a los diferentes cursos del centro.

De manera interdisciplinar los alumnos compusieron un rap con la colaboración del profesor de Música y hasta grabaron un vídeo rapeando en la plaza del pueblo.

Además, grabamos un vídeo a modo informativo en el que contamos todo lo aprendido-trabajado. Realmente ha sido una gran experiencia para todos.

Otras imágenes cedidas por el centro:

 

Algunos ejemplos de las láminas que acompañan al proyecto son:

  

Agradecemos a nuestro compañero Sergio Pina Bernabéu que haya compartido con nosotros su experiencia con este fantástico trabajo del proyecto «Vivimos juntos» del NIVEL I. ¡Muchas felicidades!

Os animamos a los demás a compartir vuestras experiencias con nosotros.

Las TIC en el aprendizaje por proyectos en Educación Primaria

A pesar de no ser un elemento obligatorio dentro de la metodología del aprendizaje por proyectos, a menudo las herramientas TIC tienen una presencia importante en la realización de las actividades. Gracias a las posibilidades que nos brindan este tipo de herramientas, no solo podemos llevar a cabo las tareas encomendadas en un proyecto en concreto, sino que, además, facilitan el desarrollo de ciertas habilidades y capacidades relacionadas con la competencia digital.

Aunque, como hemos dicho, las herramientas TIC nos pueden servir para múltiples actividades, generalmente nos centraremos en tres tipos o categorías:

  • Búsqueda de información, así como su recopilación y organización.
  • Espacios de trabajo colaborativo, para compartir y comunicarse.
  • Comunicación de resultados, creando materiales y recursos, y compartiéndolos.

En este artículo intentaremos acotar estas categorías y mostrar algunas de las herramientas más interesantes en cada una de ellas.

  • Búsqueda de información

Como habréis podido comprobar, Santillana Proyectos propone una serie de actividades de investigación mediante las cuales el alumnado debe recopilar y organizar una serie de informaciones. Existen diversas opciones para organizar dicha información, por ejemplo, Popplet. Se trata de una sencilla aplicación con la que crear mapas conceptuales de forma rápida. Puede ser muy útil, por ejemplo, si estamos trabajando el proyecto del Universo y queremos organizar todos los conocimientos que vamos adquiriendo por categoría.


Otra opción para organizar la información, en este caso muy recomendable para temas de historia, es la creación de líneas de tiempo, por ejemplo, con Timetoast. Esta opción puede ser interesante para crear una única línea del tiempo con las diversas fechas y acontecimientos que se presentan en el proyecto «Somos exploradores».

Espacios de trabajo colaborativo

Otro de los beneficios que nos puede aportar la incorporación de las TIC durante el desarrollo de nuestro proyecto es la de ofrecer espacios de colaboración a los distintos equipos de trabajo. Existen diversos productos, bastante conocidos, como, por ejemplo, la suite de Google o Office365, pero hay otras formas de colaborar con los alumnos. Padlet, por ejemplo, nos permite crear un tablón colaborativo en el que crear vistosas presentaciones añadiendo diversos tipos de recursos (textos, imágenes, vídeos…). Otra herramienta similar es Lino, mediante la cual también podemos crear un tablón colaborativo y recopilar recursos multimedia.


Este tipo de tablones pueden ser muy interesantes en proyectos como «¿De qué están hechas las cosas?» para mostrar, de forma visual, los materiales de los que están compuestos diversos objetos y su procedencia. Otro ejemplo podría ser la creación de un tablón colaborativo en el que exponer, de forma visual, los resultados obtenidos en el apartado «Cómo viajan los productos» del proyecto «Compramos y vendemos».

  • Comunicación de resultados (crear materiales y presentaciones)

Una de las actividades finales de un proyecto consiste en realizar una comunicación sobre el proceso, los resultados y, a menudo también, sobre los aprendizajes logrados. Gracias al uso de herramientas TIC, el alumnado puede tener a su alcance un amplio abanico de posibilidades para crear materiales y recursos informativos con los que llevar a cabo estas actividades comunicativas. Además de las herramientas de creación de contenidos, como presentaciones, ilustraciones, infografías, una de las herramientas más utilizadas debido a su facilidad de uso y versatilidad son los blogs. Un blog nos permite crear un diario de aprendizaje que recoja los pasos que hemos dado para llegar al final del proyecto y los aprendizajes que hemos realizado, o bien presentar los resultados que hemos obtenido o el producto final que hemos confeccionado. Un ejemplo de este último uso podría ser la creación de un blog para difundir los hábitos saludables que se han trabajado durante el proyecto «¡Me siento bien!» o las acciones que se pueden llevar a cabo para ahorrar energía que se han aprendido durante el proyecto «¡No malgastes la energía!».

Todas estas herramientas, si bien pueden ofrecer un valor añadido a nuestros proyectos, es importante que se utilicen teniendo en cuenta el nivel madurativo del alumnado y adaptando o eligiendo aquellas herramientas que mejor se adecuen a sus necesidades.

Y vosotros, ¿qué herramientas utilizáis? ¿Conocéis otras herramientas parecidas a las que hemos explicado? ¡Dejadnos un comentario con vuestras experiencias y consejos!