Conocemos a fondo una experiencia con Santillana Proyectos. Entrevista a Sergio Pina, docente del centro San Bartolomé

En un artículo anterior tratamos la experiencia con Santillana Proyectos del centro educativo San Bartolomé (Orihuela). Os recomendamos leer el artículo: «Una gran experiencia en el centro San Bartolomé (Orihuela)», en el que explican cómo llevaron a cabo el proyecto «Vivimos juntos».

Su experiencia nos resultó tan interesante que hemos querido profundizar más. Os presentamos a continuación la entrevista realizada a Sergio Pina, docente de Primaria e implementador de Santillana Proyectos.

Primero de todo, quisimos conocer cómo y por qué empezaron a trabajar con Santillana Proyectos:

¿Qué os motivó a utilizar Santillana Proyectos en vuestro centro?

Nos habíamos aventurado ya a trabajar por proyectos en las áreas de ciencias de la naturaleza y sociales. Pero el inicio fue un poco duro, puesto que partíamos de cero en esta metodología y no teníamos por tanto ninguna experiencia. Cuando tuvimos noticia de los proyectos Santillana, nos dimos cuenta de que nos vendría bien una ayuda, ya que la elaboración de tus propios proyectos lleva mucho trabajo y tampoco sabíamos si lo estábamos haciendo del todo bien.

Después, quisimos saber más sobre la experiencia con el proyecto «Vivimos juntos» y que nos explicaron previamente:

¿Cómo decidisteis empezar el proyecto «Vivimos juntos» simulando una carta del alcalde para pedir la ayuda de vuestros alumnos y alumnas?

Elegimos la propuesta de Santillana para el evento inicial, puesto que nos pareció bastante atractiva y la adaptamos a nuestro centro y localidad.

¿Cómo habéis utilizado el cuaderno del proyecto?

Lo utilizamos como un cuaderno con propuestas de tareas de investigación que nos conducirían a conseguir los aprendizajes necesarios para poder realizar el producto final. Teníamos que conocer nuestra localidad y sus problemas para tratar de darle soluciones.

¿En qué grandes bloques dividisteis el proyecto?

Podríamos decir que en tres:

1) Punto de partida junto a la presentación del proyecto y producto final, evaluación inicial    y formación de equipos cooperativos.

2) Tareas de investigación.

3) Elaboración y presentación del producto final.

Según habéis ido desarrollando el proyecto con los alumnos, ¿habéis introducido modificaciones?, ¿podrías comentarnos alguna?

Hemos introducido alguna tarea, como la visita de la concejala y la salida a museos, oficina de turismo y ayuntamiento. O, por ejemplo, la realización de las elecciones a alcalde o alcaldesa y la realización de los DNI.

¿Cómo habéis evaluado el proyecto y cómo valoráis el trabajo cooperativo para el desarrollo del producto final?

Para la evaluación del proyecto nos hemos basado en las rúbricas aportadas por Santillana, así que hemos tenido en cuenta las tareas del portfolio, el producto final, el proceso de aprendizaje y el trabajo cooperativo. Este último creemos que enriquece mucho la elaboración del producto final en tanto que lo hace más diverso, a la vez que favorece las relaciones interpersonales entre los alumnos y permite un enfoque desde diferentes puntos de vista.

¿Cómo reaccionaron los alumnos? ¿Se han mostrado más motivados, han participado más, han querido profundizar en algún tema del proyecto? ¿Cómo valoráis esta experiencia?

Se mostraron muy motivados desde el comienzo y sorprendidos por la carta recibida. A lo largo del proyecto han sido participativos. Desde el centro valoramos la experiencia como muy positiva.

Por lo tanto, podemos ver que siguiendo la propuesta y sugerencias de la guía didáctica del proyecto se pueden realizar experiencias muy completas. Ahora bien, ¿qué hay sobre la planificación de este proyecto y actividades? También les quisimos preguntar sobre este tema, puesto que suele preocupar a la hora de iniciar un cambio de metodología como este:

En el relato de la experiencia se exponen muchas actividades y muy diversas que requieren de una gestión previa (contactar con la concejala de Educación, realizar las visitas a los museos, simular unas elecciones, etc.). ¿Hizo falta una planificación previa a la realización del proyecto?

Evidentemente tuvimos que planificarlas, pero las ideas fueron surgiendo durante la realización del proyecto. Tenemos la suerte de tener buena relación con la concejala de Educación y ella se mostró colaborativa en todo momento.

¿Cuántos días o tiempo aproximado habéis dedicado a la preparación del proyecto? ¿Y cuántos días o sesiones os ha ocupado su desarrollo?

Estuvimos preparando el proyecto una semana antes de comenzar, en las exclusivas (horas no lectivas) y algún rato en casa. También dedicamos algún rato más durante el desarrollo del mismo porque nos iban surgiendo ideas. Pero no sabría decir el tiempo exacto. En cuanto a su desarrollo, ocupamos unas 24 sesiones más el día de excursión.

Ya hace dos años que trabajáis por proyectos, pero ¿el primer proyecto que aplicasteis era tan completo y con tanta diversidad de actividades como «Vivimos juntos»? ¿Qué diferencia hay respecto al primer proyecto o cómo creéis que habéis evolucionado con esta metodología?

Como os comentaba al principio, empezamos desde cero en esta metodología, y, por supuesto, el primero no fue tan completo ni tan diverso en actividades como este. La gran diferencia es que contamos con algo más de experiencia unido a que, desde mi punto de vista, Santillana Proyectos está muy bien estructurado, a la vez que te proponen una gran variedad de actividades. Creo que en este aspecto hemos evolucionado muy positivamente.

¿Os habéis propuesto algún nuevo reto para los próximos proyectos: introducir algún tipo de actividad, dar más autonomía a los alumnos, trabajar cooperativamente, introducir contenidos de otras áreas, etc.?

Tenemos en mente seguir con el trabajo por proyectos e ir introduciendo poco a poco contenidos de otras áreas con el fin de acabar abordando el currículo de cada una de las áreas. Por otro lado, nos gustaría profundizar más en el trabajo cooperativo.

Así pues, tal y como nos explica Sergio, se puede ir evolucionando a partir de la experiencia con el trabajo por proyectos y descubrir que cada vez realizamos proyectos más completos. Por eso mismo, es normal que en los primeros proyectos que llevemos a cabo no trabajemos todas las actividades propuestas en el cuaderno y en la guía didáctica, puesto que debemos acostumbrarnos, nosotros y nuestros alumnos y alumnas, a la nueva metodología. Y así, poco a poco, podremos ir introduciendo nuevas maneras de hacer, como, por ejemplo, trabajar cada vez de manera más cooperativa.

Como conclusión final nos quedamos con la reflexión de Sergio cuando le preguntamos qué le aporta trabajar con esta metodología:

Imágenes cedidas por el centro:

   

Esperamos que sigáis compartiendo con nosotros vuestras experiencias. Muchas gracias.



----------

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *