EL PROYECTO «NAVEGANDO POR EL RÍO» PASO A PASO

En este artículo vamos a acompañaros en la implementación del proyecto «Navegando por el río», de nivel II. Para ello os proporcionaremos algunas ideas y consejos que os ayudarán a llevar a cabo los objetivos propuestos.

Este proyecto consiste en el estudio y análisis de los ríos, su entorno y su protección y conservación, así como en una aproximación a las vertientes de la península ibérica.

El punto de partida

Como motivación inicial del proyecto, se plantea al alumnado la pérdida de los elementos naturales de los ríos (agua cristalina, vegetación y fauna, etc.) y se los anima a hacer algo por ellos.

Como complemento a este punto de partida, podemos proponer una actividad sorpresa planificada con las familias. La implicación de las familias es un punto clave en el desarrollo de Santillana Proyectos, por lo que hacerlas partícipes de su desarrollo es básico para una buena implementación de los mismos.

1.Podemos presentar el proyecto en la reunión con las familias o hacerles llegar una carta secretaque tendrán que devolver los niños correctamente cerrada. En la reunión o carta se informará a las familias de cuáles son los contenidos y actividades que vamos a llevar a cabo en el proyecto y se les pedirá una foto en la que se vea a los niños en una excursión en el contexto de un río.

Si la presentación del proyecto puede llevarse a cabo con tiempo suficiente, por ejemplo, en la reunión informativa de principio de curso, resultará más fácil para las familias encontrar una foto e incluso planificar una excursión. Si, en cambio, se hace mediante el envío de la carta secreta, puede servir tanto una foto de los niños como una imagen de un contexto que los niños conozcan, incluso un pequeño texto de algún abuelo, familiar… contando una vivencia relacionada con el río.

2.En el momento en el que se dispongan de todas las cartas secretas para lanzar el proyecto, cada alumno abrirá la carta y deberá intentar averiguar cuál es el tema de nuestro proyecto

En este momento podemos realizar el punto de partida propuesto:

3.A partir de la imagen de la página 5 planteamos una sesión en la que los niños tengan que relacionar cada una de las fotos o textos de sus sobres con la imagen.

4.Después, a partir de la imagen y del comentario dirigido de la misma a través de preguntas, nos cuestionamos el porqué del sello «¡SOS!». Luego, realizamos una lluvia de ideas sobre cuáles son los peligros que amenazan los ríos. Esta reflexión servirá para descubrir los peligros del río e incluso para plantear la importancia del agua para la vida.

Otra opción para iniciar el proyecto es la propuesta de la página 46 de la guía didáctica:

1. Será necesario reproducir la situación planteada: música, caos, restos de basura, agua sucia…, así como las octavillas incluidas en el dosier final.
2. Una vez planteada la situación se creará el debate sobre la situación, ayudándolos con preguntas que lleven a la reflexión:

1.¿Qué hace la basura alrededor del agua?

2.¿Por qué el agua está sucia?

3.¿Es la basura la responsable del estado del agua

3. Tras la reflexión y la lectura de las octavillas debemos crear el interrogante de qué serán capaces de hacer para curar los ríos.

Las tareas de investigación

A partir de la actividad inicial y de la exploración de los conocimientos previos, se realizan las tareas de investigación. En este proyecto estas consisten en conocer a fondo todo lo que concierne a los ríos para, posteriormente, valorar la importancia de mantenerlos limpios y concienciar a la población de que así lo haga.

Para la realización de las tareas debemos tener claros los objetivos de aprendizaje que queremos trabajar, puesto que cada tarea responde a un único objetivo.

Gracias a este sistema nos será fácil decidir qué tareas trabajaremos en nuestro proyecto. Además, durante el punto de partida podemos preguntar a nuestros alumnos y alumnas sobre lo que les gustaría conocer sobre los ríos y, si surge alguna propuesta que no se recoge en los objetivos de aprendizaje, se puede incluir.

Añadir un nuevo objetivo de aprendizaje nos supondrá elaborar una tarea de investigación teniendo en cuenta las indicaciones sobre esta fase de los proyectos y que os presentábamos en el artículo «Guía para llevar a cabo las tareas de investigación en Educación Primaria».

Las tareas de investigación nos servirán para aprender todos los contenidos del proyecto y para recabar todo lo necesario para elaborar el producto final.

Finalizamos el proyecto

La finalización del proyecto se realizará a partir de la organización de la jornada de concienciación para la protección de los ríos.

La actividad consiste en transmitir al resto de la comunidad escolar el contenido del proyecto, mostrando los trabajos realizados y, lo más importante, la necesidad de proteger los ríos.
La jornada se plantea como una actividad en la que los niños y niñas deben estar involucrados tanto en su organización como en su desarrollo, siendo ellos los verdaderos responsables del resultado.

Como colofón del proyecto, de manera complementaria a las propuestas del cuaderno y con el objetivo de hacer que todo el trabajo perdure, podemos llevar a cabo alguna de las siguientes propuestas:

– Elaborar una memoria de la jornada en la que los alumnos describan su experiencia, su comportamiento e incluso su compromiso después de la jornada, acompañando los textos de imágenes del desarrollo de la misma.

– Dependiendo del contexto, del entorno y de la situación de cada centro, puede irse incluso un paso más allá, involucrándose en la filosofía del movimiento Design for Change. Ofreceremos así a niños y niñas la oportunidad de poner en práctica sus propias ideas para cambiar el mundo desde su entorno. Llevando a cabo iniciativas como planificar una excursión en el entorno próximo a un río en el que recoger residuos, escribir una carta a su propio Ayuntamiento solicitando más papeleras, carteles… u otras carencias que ellos hayan podido percibir en el entorno del río, realizando una actividad en su pueblo, ciudad… en la que informen al público en general sobre la necesidad de cuidar los ríos… Las posibilidades llegados a este punto son innumerables, ya que el contexto y las necesidades de cada lugar serán muy diferentes. Añadiendo el incentivo de que al hacer partícipes a los niños y responsables en la posibilidad de cambiar el entorno, las ideas o iniciativas más sorprendentes van a surgir de los propios alumnos.

Y vosotros ¿cómo habéis realizado la implementación del proyecto «Navegando por el río»?



----------

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *