Ideas para llevar a cabo una tarea de investigación sacándole todo el jugo

Santillana Proyectos está basado en el modelo de trabajo por proyectos, en el que se van resolviendo todas las preguntas relacionadas con un tema concreto. La resolución de estas preguntas se realiza en las tareas de investigación, es decir, en la fase de desarrollo de los proyectos. Ahora bien, ¿cómo debe usarse el cuaderno del proyecto para resolver cada una de las tareas de investigación?, ¿y cómo debería ser el desarrollo de una tarea de investigación? Estas son algunas de las preguntas que nos trasladan los centros educativos y que trataremos de resolver en este artículo.

Para empezar, podemos recordar el artículo Guía para llevar a cabo las tareas de investigación en Primaria, en el que ya explicamos en qué consiste concretamente esta fase del proyecto. A modo de síntesis, lo que pretendemos conseguir en cada una de las tareas de investigación es resolver una parte de la información que necesitamos para poder realizar el producto final propuesto. Veamos un ejemplo a continuación.

En el proyecto “Protegemos la naturaleza”, el producto final propuesto es la realización de una exposición sobre los ecosistemas en la península ibérica y su protección; por tanto, cada una de las tareas de investigación nos ayudará a conseguir la información necesaria para poder realizar la exposición.

 

Además, las tareas de investigación nos ayudarán a resolver dudas que tengamos, desmitificar algunas ideas, etc.

¿Se puede cambiar el orden de realización de las tareas de investigación?

Dependiendo del contexto en el que nos encontremos y de la proximidad de los contenidos a nuestros alumnos y alumnas, podemos variar la secuencia propuesta para el proyecto. Siguiendo con el ejemplo del proyecto “Protegemos la naturaleza”, como hay que aprender sobre los diferentes ecosistemas de la península ibérica, podemos tratar primero aquel en el que nos encontramos nosotros. Así, los centros educativos de la costa atlántica usarán la tarea de investigación de la página 29 antes que los centros educativos de la costa mediterránea, ya que estos tratarán con anterioridad la tarea de la página 35.

¿Cómo se desarrolla una tarea de investigación?

Si iniciamos una tarea de investigación, por ejemplo, la tarea Investigamos las relaciones de los seres vivos, lo primero que debemos revisar con nuestro alumnado es lo que pretendemos aprender. Esto lo encontraremos en el objetivo de aprendizaje vinculado a la tarea.

Además, conviene recordar al alumnado por qué debemos realizar esta tarea, es decir, ahora que ya conocemos qué es un ecosistema y sabemos que dentro de él hay diferentes tipos de seres vivos, nos preguntamos: ¿cómo se relacionan entre ellos?, ¿por qué este conjunto de seres vivos forma un ecosistema?

Con unas preguntas iniciales, podemos empezar de diferentes maneras la tarea. Una opción es presentar imágenes de seres vivos de distintos ecosistemas y, en gran grupo, hacer una actividad para ver cuáles creemos que tienen alguna relación y de qué tipo.

A continuación, podemos trabajar por grupos para reflexionar sobre en qué se parecen el oso y el león, o por qué al oso no lo hemos relacionado con el desierto, etc.

Entonces, ya podremos anotar nuestras ideas iniciales y ver si ocurre lo mismo con los ejemplos del cuaderno.

Para la realización de las demás actividades de la tarea de investigación, tendremos que revisar si previamente hay que hacer otras actividades para analizar qué sucede si desapareciera una especie de la cadena alimentaria, o investigar sobre si todas las relaciones entre seres vivos son las mismas o a qué corresponde el “parasitismo” o el “mutualismo”.

Por tanto, insistimos en la importancia de contextualizar Santillana Proyectos en la realidad de cada centro y de cada aula para que los aprendizajes sean funcionales, competenciales y significativos.