La evaluación en Santillana Proyectos

Actualmente entendemos la evaluación como un proceso de recogida de información para valorar y tomar decisiones sobre el aprendizaje de nuestros alumnos y alumnas. Por tanto, no estamos hablando únicamente de una evaluación que cualifica, sino de una evaluación que usamos para regular el aprendizaje de nuestro alumnado.

En el artículo ¿Qué es la evaluación formativa y formadora? ya os presentamos las ideas clave para tener en cuenta sobre la nueva evaluación:

  • Recoge información sobre el proceso de aprendizaje.
  • Se aplica en diferentes momentos de una secuencia de aprendizaje o proyecto.
  • Se utiliza para regular el aprendizaje.
  • La aplican tanto los maestros y maestras como el alumnado.

¿Cómo aplicamos la evaluación con Santillana Proyectos?

Siguiendo la secuencia normal de un proyecto, podemos ir aplicando la evaluación formativa y formadora de la siguiente manera:

  1. Conocer el punto de partida de nuestro alumnado

Es lo que conocemos como evaluación diagnóstica o inicial. Nos proporciona información sobre en qué aspectos habrá que profundizar, cuáles serán nuevos, cuáles podemos trabajar más superficialmente, etc.

En Santillana Proyectos, este tipo de actividades están siempre al principio de los proyectos y se titulan «Qué sabemos sobre…».

Estas actividades también las podemos retomar al final del proyecto para valorar lo que cada alumno y alumna sabía al inicio del proyecto y lo que sabe al finalizarlo.

  1. Las actividades de aprendizaje también nos dan información para la evaluación

Si entendemos la evaluación como una herramienta para la mejora del aprendizaje, esta no tiene por qué ser una acción externa al proceso de enseñanza aprendizaje, sino que las actividades de aprendizaje pueden ser a la vez actividades de evaluación. Es decir, cualquier momento o cualquier actividad es óptima para revisar el aprendizaje de nuestro alumnado y valorar si hay que ayudarle o no.

Por tanto, en Santillana Proyectos debemos planificar, en función de lo que queremos evaluar, qué actividades nos proporcionarán esa información. Por ejemplo, si queremos evaluar el tratamiento de la información y la búsqueda en la red, nos apuntaremos este indicador al lado de las actividades marcadas con el icono.

  1. Implicar a los alumnos y alumnas en su aprendizaje y evaluación

Al final de cada tarea encontraremos actividades de autoevaluación en las que los alumnos y alumnas podrán hacer una reflexión y valoración de su propio proceso con esta tarea.

En cada proyecto se pueden encontrar unas rúbricas de evaluación. Estas están dirigidas a evaluar diferentes estrategias, actividades y momentos del proyecto, desde el trabajo cooperativo, la exposición oral o el producto realizado. Son instrumentos que desarrollan y fomentan la evaluación formativa y promueven el aprendizaje con su utilización.

  1. Valorar todo el conjunto del proyecto

Por último, encontramos el momento final del proyecto, donde se evalúa el conjunto de lo aprendido, se recogen las ideas que durante todo el proyecto se han ido desarrollando y el alumnado demostrará qué ha aprendido. Planteada de esta manera, la evaluación final tiene una intención sumativa y certificadora.

En los proyectos, toda esta información se hace visible en los ejercicios titulados «¿Qué he aprendido?», donde se recogen las ideas generales del proyecto vinculadas a conceptos clave y competencias básicas de la asignatura, junto con una valoración personal del alumnado.

Con ayuda de este artículo, los consejos, propuestas e instrumentos de la guía docente de cada proyecto, aplicaréis la evaluación en los tres momentos imprescindibles del proceso de aprendizaje, implicaréis al alumnado y favoreceréis la toma de conciencia de su proceso de aprendizaje y evaluación, ayudando así a un mayor desarrollo de la autonomía de los niños y niñas.

Os animamos a realizar esta secuencia evaluativa en los proyectos que vayáis a afrontar en el aula y que nos contéis cómo os ha resultado vuestra experiencia.



----------

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *