Ideas para organizar los proyectos Santillana del nuevo curso

Empezamos un nuevo curso, con nuevos contenidos para nuestro alumnado, nuevas experiencias, nuevas aventuras y también nuevos proyectos Santillana.

Aunque, como ya hemos comentado en varias ocasiones, los proyectos Santillana ya tienen organizadas las tareas a realizar, es necesario planificarlos para integrarlos bien en nuestro centro y aula.

En el inicio de curso son muchas las cosas en las que tenemos que pensar, así que por eso vamos a ayudaros a organizar todo lo relativo a los proyectos Santillana. Recordad que tenéis a vuestra disposición los materiales docentes, que podéis consultar en cualquier momento.

El horario

¿Cuándo haremos el proyecto? Es muy posible que ya hayáis decidido cuándo y en qué horario realizaréis los proyectos que tenéis previstos para este curso. Los proyectos Santillana desarrollan la parte del currículo que corresponde a cada temática del proyecto, enfocados desde el ámbito de las ciencias naturales o sociales, por lo que no son una actividad complementaria al quehacer habitual: son una metodología para trabajar los contenidos curriculares. Por este motivo, lo más recomendable es usar el horario de las áreas asociadas para realizar las tareas de los proyectos.

La duración

Por otro lado, está la decisión del momento del curso en el que realizar el proyecto. Desde su diseño, los proyectos Santillana están pensados para realizarse, en su mayoría, en 6 semanas con una dedicación de 3 horas semanales, pero esta duración es relativa, puesto que en cada centro la aplicación que se hace de las tareas y las actividades siempre es diferente (hay algunos alumnos y alumnas a los que les puede interesar más un tema que otro, si hay alumnado que se interesa más por un tema puede que surja la realización de una tarea complementaria a las del cuaderno…, esto puede condicionar la duración total del proyecto).

Además, podéis decidir si realizar el proyecto durante las 6 semanas, durante una o dos semanas intensivas o alargarlo durante todo el trimestre. Una vez decidido esto os será más fácil escoger el momento del curso para llevarlo a cabo. Os recomendamos que tengáis en cuenta:

  • Si es necesario trabajar contenidos previos a la realización del proyecto, es decir, no es lo mismo cuando los contenidos se abordan por primera vez que si ya se han visto aspectos relacionados con la temática.
  • Si podemos hacer coincidir el proyecto con algún evento, por ejemplo, utilizar el proyecto ¡A merendar! para celebrar la fiesta de final de curso, o desarrollar el proyecto Somos jardineros y jardineras en primavera, cuando se puede observar la floración.

La implicación de las familias y la comunidad

Los proyectos son una buena excusa para favorecer e intensificar la relación con la comunidad, ya que en ellos podemos encontrar diferentes momentos para intervenir en el entorno, desde aplicar el producto final del proyecto para la comunidad (por ejemplo, cuando hay que hacer alguna exposición, feria, campaña de concienciación, etc.) hasta buscar información en el entorno (preguntar a algún experto, ir a la biblioteca municipal, visitar un museo, etc.).

En todas estas tareas podemos solicitar también la participación de las familias: colaborando en organizar algún evento, participando en él, ayudando a sus hijos e hijas a recopilar cierta información sobre la temática del proyecto… Además, es conveniente explicar a las familias la metodología de trabajo y las temáticas de los proyectos a realizar para complementar el trabajo de aula con las experiencias fuera de la escuela. En el artículo «Explicar el trabajo por proyectos en la reunión con las familias» podéis recoger ideas sobre cómo afrontar esta reunión inicial.

Los materiales

En la Guía Docente de cada proyecto tenéis la descripción de cada una de las tareas a realizar, así como propuestas para ampliarlas con las ventanas de aprendizaje. A partir de la programación de cada tarea y actividad se puede prever si es necesario aportar algún material en concreto. Pero además hay que tener en cuenta que, si realizamos alguna actividad complementaria a las del cuaderno, habrá también que anticipar los recursos necesarios (humanos, materiales, tiempo, etc.).

La evaluación

Finalmente, para la evaluación también podemos complementar la propuesta de cada proyecto. En la Guía Docente tenéis a vuestra disposición las rúbricas para la evaluación y en el Manual de formación docente, toda la información necesaria para aplicar una evaluación formativa. Por tanto, la evaluación ya está preparada, pero aun así podéis decidir aplicar el diario de clase o el porfolio de cada alumno o alumna como herramienta de seguimiento.

Con todo esto podéis preparar unos proyectos muy completos, interesantes y, sobre todo, que promuevan el aprendizaje significativo de vuestros alumnos y alumnas.

¡Os deseamos mucha suerte para este nuevo curso y esperamos que nos contéis vuestra experiencia con los proyectos Santillana!



----------

Entradas relacionadas

3 Comentarios en “Ideas para organizar los proyectos Santillana del nuevo curso

    • Buenas tardes,
      Puedes echar un vistazo a los materiales en la página https://santillana.es/
      En caso de tener una incidencia, mejor por el buzón de correo que por la pestaña de comentarios, para poder tramitarlo por el canal adecuado con los compañeros de soporte.
      Un saludo y gracias por tu comentario 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *