¿Hay diferencias en el aprendizaje de niñas y niños?

Si bien es cierto que en los últimos años hemos avanzado mucho en lo que respecta a la igualdad de género, también lo es que siguen existiendo comportamientos y actitudes sexistas en la sociedad actual. Seguimos escuchando comentarios que evidencian que aún nos queda un largo camino por recorrer.

Como educadores, los docentes tenemos la obligación de enseñar en igualdad, por lo que nuestro papel resulta primordial a la hora de generar un pensamiento crítico en el alumnado rompiendo estereotipos y derribando las barreras que en ocasiones nos impone la sociedad.

En este sentido es fundamental tener una actitud proactiva para hacer que las niñas y los niños reflexionen sobre sus propios comportamientos y actitudes en su día a día, ya sea en el colegio, en casa o en la calle. Debemos ser conscientes de que es en la infancia donde se constituye la identidad de género de la persona y donde se establecen los cimientos sobre los que se desarrollará la personalidad del futuro adulto y sus valores.

El trabajo por proyectos resulta un método de enseñanza favorecedor para el desarrollo del pensamiento crítico, ya que se basa en un aprendizaje que parte de la experimentación, el análisis de casos concretos, el debate, la confrontación de ideas, la búsqueda de soluciones, a la vez que potencia el análisis crítico de la información, la responsabilidad personal y colectiva, y las habilidades de relación interpersonal.

En el presente artículo queremos resaltar la importancia de educar por y para la igualdad. Para ello os proponemos diferentes actividades con las que el alumnado puede desarrollar una actitud crítica sobre sus propias acciones y comportamientos.

Os recordamos que en el artículo «Actividades complementarias para tratar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora relacionadas con los proyectos “¿Dónde vives tú?” y “¿Qué quieres ser cuando seas mayor?”» encontraréis propuestas de actividades vinculadas a Santillana Proyectos dirigidas a trabajar los prejuicios e ideas preconcebidas en cuanto a género se refiere.

Propuestas para trabajar la igualdad de género a través de los proyectos

Desde el proyecto «De carne y hueso» de Nivel III se nos propone en una de sus tareas, referida a la función de reproducción, concretamente en su actividad final, la realización de un debate en clase sobre algunos estereotipos. Esta actividad puede resultar muy interesante para conocer cuál es su opinión y que al mismo tiempo oigan otros puntos de vista.

Para facilitar el debate podemos formularles preguntas, además de las propuestas, como: ¿creéis que hay diferencias entre niños y niñas a la hora de practicar algún deporte?; ¿vosotros y vosotras jugáis juntos en el patio?; ¿pensáis que existen juguetes para niños y juguetes para niñas?, ¿por qué?; ¿la ropa que llevamos nos hace diferentes?; ¿pensáis que existen trabajos para hombres y trabajos para mujeres?; ¿qué queréis ser de mayores?, ¿existe algún aspecto físico que os impida ejercer un determinado trabajo como puede ser bombera o futbolista?…

Practicamos el juego de roles por equipos en los que simulamos diferentes situaciones que evidencien actitudes sexistas de la vida real. Una vez representadas todas las situaciones, reflexionamos sobre lo que hemos visto y dramatizado. Para ello podemos proporcionar distintas tarjetas a cada equipo para que preparen durante unos 15 minutos las representaciones.

Vemos el vídeo «¿Qué significa hacer algo como una niña?» , que pone de manifiesto los estereotipos que existen en la sociedad sobre cómo se comporta una niña. A partir de ahí generamos un debate y la posterior reflexión sobre si existen diferencias por nacer niño o niña a la hora de actuar o realizar cualquier acción, como puede ser correr o chutar un balón, o si son impuestas.

Analizamos por parejas o por equipos los catálogos de juguetes. Para ello les repartimos diferentes catálogos en papel o les mostramos catálogos disponibles en internet. Seguidamente les pedimos que echen un vistazo a los catálogos durante unos minutos. A continuación, les preguntamos: ¿qué os ha llamado la atención?, ¿qué juguetes os gustan más?

Les explicamos el concepto de estereotipo y rol de género poniendo ejemplos del propio catálogo (secciones de juguetes separadas para niños y niñas, uso de los colores rosa y azul, clasificación de juguetes domésticos, de aventuras, etc.).

Después, les planteamos preguntas para que reflexionen: ¿os parece bien que se dividan los juguetes de esta forma?, ¿y que os digan a qué podéis jugar y a qué no?; ¿qué os dirían los adultos a vosotras si escogéis un juguete considerado de niños?, ¿y a vosotros si escogéis uno considerado de niñas?

Finalmente podríamos ampliar la actividad elaborando un catálogo no sexista por equipos o entre todos.

Resulta necesario educar en la igualdad de género en las escuelas desde edades tempranas para favorecer la interiorización de un comportamiento cívico entre hombres y mujeres. En estas edades (de 0 a 12 años) están libres de prejuicios, por lo que fomentar el sentimiento de igualdad repercutirá en su desarrollo como persona adulta.



----------

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *