Trabajo con Proyectos Santillana en el colegio Trinitario Seva

En este artículo entrevistamos a las tutoras de Educación Primaria del colegio Trinitario Seva de Rafal (Alicante), María José Riquelme Ruiz y Mari Carmen Sánchez Soler, sobre su experiencia con Santillana Proyectos y sobre su motivación a la hora de utilizar esta metodología. Más concretamente nos hablarán de cómo han implementado el proyecto titulado «Quién es quién».

¿Por qué decidisteis utilizar esta metodología?

«Desde el centro queríamos un cambio de metodología para que los aprendizajes fueran más significativos y dinámicos, y poder presentar a las alumnas y los alumnos materiales más motivadores y que los implicaran de una forma más activa. Así que decidimos empezar a trabajar por proyectos en el primer ciclo e ir incorporando este método de manera progresiva en los diferentes cursos, ya que consideramos que favorece no solo una participación más activa por parte de los estudiantes, sino también una mayor implicación de las familias en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Para la mayoría de los docentes del centro es una metodología es nueva, ya que solo llevamos trabajando con ella dos cursos, pero hemos de decir que con el proyecto de Santillana “Quién es quién”, que realizamos en el segundo trimestre, hemos notado una evolución positiva por parte del alumnado, y por nuestra parte también.

El hecho de tener un cuaderno de trabajo planificado con una gran variedad de propuestas facilita el desarrollo y elaboración de nuevas tareas, como hicimos, por ejemplo, con la actividad motivadora del evento inicial, distinta a la del proyecto de Santillana».

¿Cuál fue la actividad motivadora que utilizasteis en el evento inicial?

«Decidimos empezar el proyecto llamando la atención del alumnado para despertar un verdadero interés por estudiar la historia y sus personajes. En esta actividad inicial implicamos a diferentes miembros de la comunidad educativa (docentes, madres, padres y estudiantes).

Durante los días previos a la actividad, los niños y niñas nos vieron construir una máquina del tiempo, a la que llamamos Puerta Astral. Esta puerta nos serviría para viajar a otras épocas de la historia y traer a diferentes personajes históricos: Cleopatra, Cervantes, Mozart…, que interactuarían con el alumnado.

Para realizar la actividad motivadora reunimos a todo el alumnado en la sala multiusos del centro y pusimos en marcha la máquina. Se la mostramos diciéndoles que estaba rota y que si la conseguíamos arreglar íbamos a poder hablar con personajes de otras épocas. Tras tocar algunos engranajes, logramos que la puerta volviera a funcionar. Y a través de dicha puerta los alumnos y alumnas conocieron a algunos personajes del pasado que nos hicieron una visita y nos contaron algunas cositas sobre su vida.

Dos compañeras estaban disfrazadas de científicos. Fue muy impactante para ellos y disfrutaron mucho, pues los efectos especiales de luces, sonido y humo, unido a la caracterización de los personajes, ayudaron a que trocitos del pasado nos acompañaran en el presente durante unos instantes».

¿Cómo habéis utilizado el cuaderno del proyecto?

«El cuaderno del proyecto lo hemos utilizado como complemento a los materiales del portal web. La información que ofrece el portal es muy completa y se adapta perfectamente a la edad del alumnado, y a partir de ella surgían comentarios y preguntas que nos hacía profundizar más en los temas tratados. Al final de la sesión realizábamos las fichas del cuaderno de actividades y alguna actividad complementaria.

Siempre hemos trabajado los contenidos del proyecto a través del portal web de Santillana y el cuaderno lo utilizábamos después como complemento para consolidar los contenidos adquiridos a través del portal».

¿Cómo se han mostrado los alumnos y alumnas durante el proyecto? ¿Han querido profundizar en algún tema del proyecto?

«Sin duda los estudiantes se han mostrado más motivados, deseaban que llegara la hora de Sociales para continuar con el proyecto, y se mostraban expectantes por saber cuál era el siguiente personaje que tocaba estudiar. Tanto para nosotras como maestras como para nuestro alumnado, la experiencia ha sido fabulosa. Hemos conseguido que muestren un verdadero interés en aprender y que se sientan motivados y participativos, y, sobre todo, hemos disfrutado del proceso.

Los alumnos y alumnas han estado muy motivados desde el principio. El evento inicial les gustó mucho y cuando volvían de casa siempre nos contaban algo sobre los personajes del proyecto. Por ejemplo, sabían muchas cosas de Mozart, personaje del cual muchos habían visto la película Amadeus, y nos preguntaban sobre si lo narrado en la película era cierto.

Y las actividades posteriores (por ejemplo, que escribieran su nombre mediante jeroglíficos o la elaboración de las vidrieras) les han gustado mucho».

Como docentes, ¿qué os aporta trabajar con la metodología del trabajo por proyectos?

«El trabajo por proyectos cuenta con una metodología activa, flexible y cambiante. Proporciona libertad de trabajo y adaptación a los intereses de los niños y niñas, así como una atención más individualizada para aquellos que presentan mayores dificultades de aprendizaje.

Posibilita crear y modificar diferentes propuestas didácticas todas las veces que sea necesario, ampliar y/o suprimir contenidos en función de las necesidades del alumnado, y adaptarnos y evolucionar tanto a docentes como a estudiantes en el proceso de enseñanza-aprendizaje, ya que promueve el desarrollo de las competencias desde un enfoque globalizador.

Sin duda, preferimos el trabajo por proyectos antes que otras metodologías más tradicionales centradas en el rol del maestro como el único responsable del aprendizaje en el aula y en unidades didácticas que presentan temas y centros de interés más cerrados a posibles modificaciones.

Además, es una metodología que promueve el trabajo cooperativo en el aula, pudiendo designar al alumnado diferentes roles que fomenten su vínculo y mediante el que puedan estrechar sus relaciones y fomentar su responsabilidad tanto individual como grupal.

Como docentes nos gusta más este tipo de metodología, ya que al ser más activa y participativa vemos a los estudiantes más motivados por aprender. Y, al mismo tiempo, tenemos a las familias más implicadas».

Así nos cuentan su experiencia con Santillana Proyectos desde el colegio Trinitario Seva. Os animamos a expresar vuestras opiniones y vivencias en nuestro blog.



----------

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *